Lva Radio

Transmitiendo Vida

Canción actual

Title

Artist

Background

DECLARACIÓN de Fe



Cinco Solas

El corazón de la Reforma Protestante es capturado en cinco declaraciones concisas conocidas como las Cinco Solas. La palabra “solas” en latín significa “solamente” o “únicamente en”. Estas cinco solas se mantienen como un credo doctrinal o declaración de fe, capturando la creencia fundamental de la fe reformada.

 

  1. Sola Scriptura: Finalmente la autoridad de la Iglesia está en la Escrituras únicamente, no en la tradición de la iglesia ni sus líderes eclesiásticos.

  2. Sola Gratia: El favor inmerecido de Dios es dado por gracia únicamente como un regalo para los culpables, no como una recompensa a los justos.

  3. Solus Christus: La salvación fue alcanzada por Cristo únicamente a través de su muerte sustituta en la cruz del Calvario.

  4. Sola Fide: La salvación es aplicada al hombre únicamente por fe aparte de cualquier mérito humano.

  5. Soli Deo Gloria: Todas las operaciones de Dios en la salvación del hombre son únicamente para la gloria de su propio nombre. Más específicamente, las doctrinas de la gracia nos proveen una declaración concisa de las obras salvíficas de Dios.

Doctrinas de la Gracia

    1. La depravación total del hombre: El pecado ha corrompido cada parte de la naturaleza del hombre resultando en su muerte espiritual y dejándolo sin la capacidad de salvarse a si mismo.
    2. La elección incondicional: Dios ha escogido en la eternidad pasada, solo y para si mismo un pueblo para su posesión. Este fue un acto amoroso de la soberanía de Dios.
    3. Expiación limitada: En su  muerte, Jesús se ofreció a si mismo como el perfecto sustituto para los elegidos del Padre. En la cruz ,Cristo salvó a los elegidos.
    4. Gracia irresistible: Es espíritu inevitablemente atrae los elegidos a fe en Cristo. Esta obra de gracia es irresistible en aquellos que son los elegidos por el padre y redimidos por el hijo.
    5. Perseverancia de los Santos: Todo creyente en Cristo buscará un vida personal de santidad y nunca se saldrá de la gracia salvadora.