Lva Radio

Transmitiendo Vida

Canción actual

Title

Artist

Background

Dónde Recostar la Cabeza

Escrito por el 14/07/2020

“Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no
tiene donde recostar su cabeza.”
(Mateo 8:20

Me espantó leer estas palabras recientemente. Me redarguyeron como no lo habían hecho antes. Como espejo cristalino, limpio y con excelente reflejo este versículo me dejó perpleja al ver que yo no estaba buscando ser como el Maestro.

Jesús nos enseña en este pasaje que la vida de discípulo no debe ser cómoda, debe ser sencilla, y no debe ser mayor que la de Jesús mismo. No quiero dar mal entendido. No digo que es malo tener un buen trabajo y una vida material prospera, considero que son bendiciones que también el Señor da. Pero la vida en Cristo es buscar tener un corazón sencillo y humilde, considerando que nuestro Señor y Amo es Cristo mismo. Comenzando en el capítulo 8 de Mateo leemos: “Cuando descendió Jesús del monte; le seguía mucha gente.” El Señor tenía a muchos que le seguían, no por ser creyentes pero por ser curiosos y vanidosos, según Juan capítulo 6.
Pero aquellos a quienes consideraba sus verdaderos discípulos les enseño que si realmente querían seguirle en verdad tendrían que morir a sí mismos, tomar su cruz y seguirle. A estos mismos les encomendó hacer discípulos de las naciones, “bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.”(Mateo 28:19). Jesús les enseñaba a sus discípulos cómo imitarlo mientras Él estaba en la tierra con el propósito de que ellos enseñaran a los seguidores a ser verdaderos discípulos imitandole de igual manera cuando Jesús haya ascendido al cielo.


Siendo cristianos el Señor nos llama a vivir imitandole. La Gran Comisión también se
nos ha dado a nosotros. Ahora nos toca a nosotros guiar y enseñar a mucha gente a imitar a
Cristo, no por lo que vean de nosotros, pues nada bueno hay, pero por Quien ven en nosotros.
Esto trae temor a mi corazón. Quiero que la gente vea a Cristo en mi al observarme y así
seguirle tal y como seguían a mi Señor en tiempos bíblicos. No será no porque yo tenga algún
valor del cual gloriarme, sino porque Cristo vive en mi..
Sin embargo recordemos que como se nos ha enseñado al principio de nuestro caminar
con Dios, la vida en Cristo no será fácil, pues nuestra carne cómoda será uno de los enemigos más grandes que tengamos. Jesús recalca en este versículo esta verdad, entonces, si mi Señor que no tenía en dónde recostar su cabeza no se quejó sino llego a soportar con gozo y amor cada prueba hasta la muerte, yo le imitaré de igual manera enseñando a otros a hacer lo
mismo.

 

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Post Anterior

La Paradoja


Miniatura