Lva Radio

Transmitiendo Vida

Canción actual

Title

Artist

Background

Esclavos

Escrito por el 04/11/2020

  1. Oración inicial

“Señor y Padre, venimos delante de ti implorando Tu perdón. Sabemos que hemos pecado contra Tu santidad, por lo tanto, rogamos que nos libres de la culpa y nos hagas limpios de nuestras impurezas. Por medio de Tu Palabra nos has enseñado que ahora somos tuyos. Nos compraste para ti. Así que rogamos que nuestras vidas sean como un olor fragante, aceptado por ti”

 

Lee la palabra de Dios

“Pablo, siervo de Jesucristo…  Romanos 1:1a”

 

 

Reflexiona

¿Quién no quisiera ser el jefe de una gran compañía? ¿Cuánto nos gustaría estar en lo mas alto de un organigrama que refleja una estructura jerárquica de una empresa? Nos encanta que nos sirvan. Nos gusta dar órdenes y que éstas se cumplan de inmediato. ¿Cuántas veces hemos escuchado que somos arquitectos de nuestro propio destino? Nos fascina la idea de no tener que rendirle cuentas a alguien superior, nos gusta ser nuestro propio jefe. Sin embargo, nuestra vida en Cristo no puede ser así, ni mucho menos debe ser nuestro anhelo.

Con excepción de nuestro Señor, me parece que si en el mundo hubo una persona que tenía el derecho de gloriarse (por así decirlo) fue el apóstol Pablo. En su carta a los filipenses Pablo describe un curriculum impresionante que nos demuestra que aventajaba a sus contemporáneos en cuanto a educación y celo por el judaísmo. Se ha llegado a creer que Pablo era tan agudo en su inteligencia y tan analítico en su pensamiento que, si se equiparara todo su estudio antiguo a lo contemporáneo, Pablo habría alcanzado su segundo doctorado apenas a la edad de 20 años. No obstante, Pablo tenía un mejor título para si mismo: “Siervo de Jesucristo”. Ahora, si bien es cierto que el título de siervo hace referencia al hecho de que alguien sirve a otra persona, nuestras traducciones al español nos han quedado a deber con esta traducción. En el griego Pablo usa el termino δουλος (doulos), cuya traducción más precisa no es siervo, sino esclavo. Esto denota una verdad imprescindible para nuestra vida en Cristo, somos esclavos de Él. La Biblia usa muchas analogías para presentarnos diferentes perspectivas de nuestra relación personal con Dios. Nos dice que Él es nuestro Rey y nosotros Su pueblo; Él es nuestro maestro y nosotros Sus discípulos; Él es nuestro Padre y nosotros somos Sus hijos. Sin embargo, ninguna analogía es usada más veces en la Escritura para hacer referencia a nuestra relación con Dios como la que dice que Él es nuestro amo y nosotros somos Sus esclavos. La Biblia dice que fuimos comprados para ser exclusivamente de Dios (1 Cor. 6.20), y nuestra meta de vida es siempre agradar en todo a nuestro Amo celestial. ¿Cómo estas viviendo tu vida? ¿Cómo si fueras independiente y como si no tuvieras que rendirle cuentas a nadie? ¿O estás buscando agradar a Dios en todo?

Alaba a Dios


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *