Lva Radio

Transmitiendo Vida

Canción actual

Title

Artist

Background

Encuentro

Programación

Lunes 4:00 pm 4:30 pm
Martes 4:00 pm 4:30 pm
MIÉRCOLES 4:00 pm 4:30 pm
Jueves 4:00 pm 4:30 pm
Viernes 4:00 pm 4:30 pm

Ernesto Pinto

Etiquetado como:
“Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará.”

(Sal.55:22)

“Solo el que carga el saco sabe lo que pesa” reza un dicho popular.

Muchas veces nuestro camino es duro y accidentado, la carga se hace pesada y penosa y las personas con las que nos cruzamos no siempre son amables. Ahora bien, recordemos que no todas las luchas nos pertenecen; en algunas ocasiones estamos peleando batallas que son ajenas y esto nos acarrean dificultades que nos agotan y nos alejan de aquellos seres que más amamos. Estas situaciones también nos pueden llevar a tentaciones espirituales innecesarias.

El Salmo 55 nos recuerda un camino mejor y ese es el del Señor ofreciéndonos su ayuda; Él nos quiere prestar su hombro y llevar nuestras cargas.

Dios nos da la oportunidad de evaluar nuestros problemas emocionales y espirituales y nos da la posibilidad de responsabilizarnos por las cosas que podemos cambiar y someter a sus pies, como así también los que están fuera de nuestro control.

Sí, es posible funcionar y ser positivos cuando entendemos que tenemos dónde poner nuestras cargas.

Escucha lo que el Señor dice en Su Palabra: Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.” (1Cor.10:13).

Dice incluso, de nuestro servicio a Él: ¡Mi yugo es fácil, y ligera Mi carga! (Mat.11:28-30).

Si alguna vez te sientes sobrecargado, triste, decaído, ¡échale la carga a Jesús! ¡Sus hombros son suficientemente amplios para llevar cualquier dificultad, todo el peso que sea, incluyendo el de tus pecados.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 

 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”(Isaías 53: 4-6)

Ernesto y Marina Pinto

 


Leer más